6 consejos para trabajar desde casa

6 consejos para trabajar desde casa.

 El trabajo a distancia ha ido en aumento durante años. Brinda a los empleados el ahorro de transporte desde sus hogares hasta su sector de trabajo y les da a las empresas la libertad de recortar los gastos generales de sus oficinas.

 

Sin embargo, se ha convertido en una nueva urgencia repentina en medio de la crisis de COVID-19, ya que muchas compañías rápidamente hicieron la transición para permitir que los empleados trabajen desde su hogar para proteger a los trabajadores y las comunidades.

 

Adaptarse a trabajar desde casa lleva tiempo, pero mejorará cada semana. LLeva consigo algunos requisitos clave que ayudarán a crear un entorno de trabajo que funcionará mejor en el día a día.

 

Si eres nuevo en el trabajo remoto, o si estás buscando ser más efectivo fuera de un entorno de oficina, he reunido varios de mis mejores consejos para ayudarte a trabajar mejor desde casa.

 

Establece límites

 

Los niños, mascotas, tus padres, tu pareja y cualquier otra persona con la que compartas tu hogar están acostumbrados a que estés disponible en cualquier instante. Tienes que establecer límites, o ellos los establecerán por ti. Asegúrate que todas las personas con quienes vives sepan cuándo estás trabajando y qué significa eso para ti.

 

Ahora que trabajas desde casa, estás disponible para cualquier persona en cualquier momento. Los niños deben aprender que no puedes dejar todo para jugar con ellos cuando quieran, las mascotas deben aprender que no puedes pasearlos veinte veces al día. Puede parecer algo muy difícil decir que no a tu familia, pero cada interrupción reduce significativamente tu productividad.

 

Tu zona de labores

 

Si puedes, crea un espacio de trabajo con una puerta cerrada para que puedas atender llamadas o comenzar un trabajo sin interrupciones. Establecer horarios de trabajo específico te ayudará a preparar tu rutina.

 

Si tu empresa no necesita que trabajes ciertas horas del día, programa un tiempo productivo. No necesitas generar tu trabajo en las típicas horas de la oficina, puedes alternar entre las mañanas, tardes o noches.

 

Utiliza dispotivios de calidad

 

El equipo que usas en casa puede afectar directamente tu comodidad, felicidad y calidad de trabajo. Incluso si es temporal, debes crear un espacio de trabajo productivo que satisfaga tus necesidades.

 

Dependiendo del tipo de trabajo que realices, una computadora por sí sola puede no ser suficiente. Piensa en tu entorno habitual de oficina. Si estás acostumbrado a usar un mouse, utiliza uno para tu oficina en casa.

 

Toma descansos

 

Tendrás que enfrentar una nueva realidad cuando se trata de tu actividad física. Trabajar desde casa significa caminar y moverse menos. Y aunque trabajar desde casa puede resultar cómodo para ti, a la larga es perjudicial para tu salud.

 

La mayoría de nosotros ya pasamos una gran parte de nuestros días sentados, lo que puede conducir a una amplia gama de problemas de salud, sino tienes cuidado, trabajar desde casa aumentará tu comportamiento sedentario.

 

Cuando tomes un descanso, no saltes directamente a revisar tu teléfono. En cambio, sal a caminar para hacer ejercicio y respirar aire fresco. Puede ser fácil entrar en una rutina de nunca salir cuando no es necesario, pero el aire fresco, sin importar las circunstancias, tiene inmensos beneficios para la salud y puede aumentar tu productividad .

 

Prepara tus comidas con anticipación

 

Si bien una comida es deliciosa, significa que estás gastando tu tiempo de inactividad cocinando en lugar de comer y relajarte.

 

Los descansos son una parte importante de cualquier día laboral. Necesitamos darle tiempo a nuestros cerebros para recargarse. Cocinar una comida espectacular en el almuerzo no le brinda al cerebro o al cuerpo el descanso que necesita.

 

Realiza almuerzos simples, como el que harías si fueras a la oficina. Prepara tu comida con anticipación para no interrumpir tu día de trabajo con la cocina. Intenta preparar comidas la noche anterior o en grandes lotes los fines de semana.

 

Si tienes niños en casa, prepara tus comidas con anticipación también. Si tus hijos son lo suficientemente grandes, haz que te ayuden en la cocina. Que tu alimentación sea realmente un descanso en lugar de otro obstáculo que superar.

 

Cuidado con tu teléfono

 

Trabajando en el hogar, no tendrás a tu jefe mirando si te pilla con el celular. Pero si te pierdes revisando tus notificaciones de facebook te estás saboteando. Recuerda que cada interrupción afecta tu productividad, por pequeña que sea.

 

Si tu trabajo no requiere el uso del celular, la solución más simple y efectiva es mantenerlo en otra habitación. Elije tiempos de descanso para revisar o, de lo contrario, manténlo fuera de la vista.

 

Si utiliza un teléfono para fines laborales, piensa en lo que realmente necesitas para acceder. ¿Son solo llamadas y mensajes de texto? Apaga los datos móviles y el wifi. Si también necesita acceso a aplicaciones, asegúrate de administrar estrictamente tus notificaciones.

 

Nuestros teléfonos están llenos de distracciones tentadoras. Puede aparecer una actualización inocente, pero antes de que te des cuenta, habrás pasado todo el día navegado por Internet.

 

Cada vez que recibas una notificación, considérela con cuidado. ¿Es algo que realmente necesitas ver de inmediato, o podrías verificarla durante el almuerzo o después de que termine tu jornada laboral? Si es lo último (y la mayoría de las cosas lo son), deshabilita esas notificaciones mientras trabajas.

 

Tanto iOS como Android tienen características de “No molestar” que te permiten deshabilitar rápidamente las notificaciones y solo permiten excepciones específicas. Puedes activarlas a pedido o establecer un horario que coincida con tu día laboral. Existen herramientas similares para MacOS y Windows que te ayudan a bloquear las distracciones y evitar la navegación por Internet sin sentido.

Posts created 11

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top